Felices fiestas.

             La fila que conducía a la zona de cajas crecía por momentos. La señora del abrigo rojo resoplaba. Junto a ella, un niño de unos cuatro años toqueteaba cuanto tenía a su alcance con dedos pringosos de chuches. El joven, delante de ella, mantenía el ceño fruncido y la …

Sigue leyendo Felices fiestas.

Anuncios

La mesilla.

        Los gritos se escucharon en todo el barrio. Era verano y las ventanas estaban abiertas. La puerta también lo estaba.     Roberto, Rober, lloraba con toda la fuerza que sus pulmones de seis años podía generar.      A su lado, sentada en el suelo del pasillo, su madre mantenía …

Sigue leyendo La mesilla.